13 ago. 2016

A MI GRUPO DE BIKERS...

...DE LA HERRADURA. (Granada)

Cabalgan sobre corceles 
hechos de espumas de mar, 
vistes con mallas tejidas 
de algas, lirios y coral,
calzan zapatos de nácar, 
con cordones;
de cabellos de sirenas
sus calas son de plata 
y sus pedales de estrellas.

Por estos campos sedientos
hechos con sol y con brisa 
de la mar mediterránea.
En estos campos silentes
plenos de luz y alegría,
de armonía en el ambiente,
y felicidad nativa.

En estos campos se escucha
el cantar de las cigarras,
el volar de una perdiz,
el silbido de las águilas
el grillo con su cricrí,
el rilar la luz del alba 
y a las cadenas gemir. 

En estos duros parajes
abrasados por el sol,
cruzados por mil senderos
por caminos de arrieros
por dónde pasea el sol,
y en las noches luceros.

Por estos largos caminos,
casi siempre solitarios,
que nosotros recorremos
a lomos de las libélulas,
hechas de hierro y acero
vestidas con polvo y barro
y adornadas por luceros.

Caminamos siempre en fila
y es que en procesión vamos.
Los que caminan delante
lo hacen, satisfechos y ufanos
y aquellos que los seguimos
jamás, jamás no quejamos
aunque la cuesta sea dura
aunque el camino sea largo.
  
Cuando llegamos a una fuente
en ella la sed calmamos,
mitigamos nuestro ardor,
y en sus aguas dejamos,
el sufrimiento y el dolor 
renovando el entusiasmo.

En estos campos sedientos
llenos de luz y relax
recorremos mil senderos
donde encontramos la paz.

La luna clara ilumina
los caminos con su luz
y con su mirar los hechiza,
y los colma de virtud.

Estos parajes que embrujan
la luna, el sol y el mar
nos invitan al esfuerzo,
y nos hacen caminar.
Estos caminos regados
con sudor y con esfuerzo,
extraen la rabia de ti,
y los malos sentimientos,
fortaleciendo los cuerpos.

A todos nosotros, todos;
los que fuimos hechizados
por estos lindos parajes
que en bici cabalgamos.
Tan solo os puedo decir;

Que, de todos estos parajes, 
senderos que caminamos
son ellos los que nos han unidos,
son; de los que nos enamoramos
y por eso no sentimos;
ni el dolor, ni el calor,
ni la sed, ni el cansancio...

Benditos caminos, 
y benditos campos
que un día nos unieron
y juntos transitamos.

21 jul. 2016

HOMENAJE A RAMÓN LINARES

Quienes somos:
En la costa granadina, hay un pequeño pueblo pedáneo de Almuñecar, La Herradura donde existe un grupo de aficionados a la bici de montaña, cuyo nombre cambia con la estación en la que nos encontremos. Ahora es: Verano La Herradura. En el mismo, tienen cabida todos aquellos que quieran disfrutar y conocer cada rincón de estos parajes recorriendo las mil y unas rutas que tenemos más o menos catalogadas, sin importar que sean unos campeones o unos simples aficionados a las dos ruedas y a la Naturaleza.
En este paraje, las rutas de bici de montañas son cortas en kilómetros, pero, muy exigentes en su dureza. Entre otras podemos contar con; El Marchante, Peña Escrita, El Basurero, La Cueva, La Ruta de Arsenio, Los Guerras y Los Mateos, La Bóveda, Nacimiento del Río La Miel, Los Catillejos, La Blanca, el Ascensor, La Cota 300, La Cota 400, La Gelibra, El Barranco del Doctor, El Tractor, La Cantera, La Hoya de Ramos y otras muchas más que sería interminable nombrarlas a todos, además cada una de ellas con sus variantes.
EL HOMENAJE. A RAMÓN LINARES.
En La Herradura el día 17 de Julio este grupo de Bikers, nos reunimos para hacer un humilde y sencillo homenaje a Ramón Linares, nuestro compañero de rutas que el año pasado nos dejó y al que añoramos y recordamos cada día recorriendo estos parajes que él amaba y también conocía.
La idea surgió de Alfonso y Paco Catena, este último es el alma y líder del grupo, Alfonso es el que más íntimamente conocía a Ramón e incluso hicieron la ruta Madrid - La Herradura en bici de montaña juntos en varios días recorriendo sendas y visitando pueblos. 
Todo lo pusimos en marcha con mi colaboración.
Después de pensar qué hacer y cómo hacerlo, además de dónde. Decidimos que colocaríamos una placa de cerámica con su nombre en la alberca de la Hoya de Ramos. En ella, a Ramón le gustaba bañarse. Decidimos hacerlo aquí, ya que la fuente del Marchantes esta seca y muy abandonada. Acordamos que regalaríamos una placa a su familia para que tuviesen un recuerdo de todos nosotros y de este homenaje. 
Por medio de Alfonso, invitamos a su esposa al acto y ella estuvo desde el primer momento encantada de asistir al mismo.
Alfonso y Catena, se comprometieron a encargar las placas y yo a escribir los textos. Al mismo tiempo que hacíamos a los demás componentes del grupo, participes de este evento. Todos los que se encontraban en ese momento en La Herradura estuvieron encantados de participar en esta celebración. Hay que tener en cuenta que casi todos (99%) los componentes del grupo, somos foráneos.
Al acto asistimos; su madre, su esposa, sus tres hijos y 11 bikers, los demás no pudieron asistir por no encontrase en La Herradura, aunque todos estuvieron acompañándonos en espíritu.
El acto, aunque sencillo, humilde y austero, como no podía ser de otra manera ya que, austero, sencillo y humilde era nuestro amigo Ramón estuvo cargado de emoción y armonía en todo momento. Más de una sonrisa afloró recordando las anécdotas de nuestras salidas con Ramón y muchas lágrimas surcaron más de un rostro y aquellos que pretendieron ahogarlas sus ojos brillantes los delataron. También he de decir que mis manos temblaban al sostener el folio con el poema escrito y tuve que sentarme en el talud para poder o al menos intentar leerlo y que mi voz rota por la emoción del momento, apenas dejaba entender los versos que había escritos para el acto.
Todo fue sencillo, emotivo, maravilloso, para todos nosotros y esperamos que para su familia también lo fuese.
SITUACIÓN.
En una curva a 3 kilómetros de la rotonda de la N340 del desvió a la Playa del Cañuelo en el limite de las provincias de Málaga y Granada, en un talud de pizarra a la sombra de una retama se encuentra una placa de cerámica que sin pretenderlo se está convirtiendo en lugar de peregrinación, que no de culto para este grupo de bikers de La Herradura. Todos y cada uno de nosotros iremos a visitarla cada vez que estemos en La Herradura. Aquellos que no pudieron asistir, rápidamente solicitaron que les enviásemos la ubicación exacta. El día 14 de Agosto fecha fija todos los años para subir a Peña Escrita ya hay propuestas para subir  este año por La Hoya de Ramos y visitar la placa de Ramón.


Ramón Linares amigo, como bien dicen mis versos.  
“Que nadie digas que has muerto, que solo mueren aquellos de los que olvidan sus sueños.” 
Punto donde se encuentra la Placa y la alberca.
Placa de cerámica.
Placa de recuerdo.

Este es, texto completo de lo escrito en esta placa.

Ramón Linares;
que nadie digas que tú has muerto,
que tú sigues caminando,
por la tierra y por el cielo.

Por el cielo vas cabalgando
en la cola de un cometa
que obedece a su dueño.

Por la tierra con nosotros,
siempre vas tú con nosotros,
con nosotros en los recuerdos.

Ramón Linares,
que no digan que tú has muerto.
Que solo mueren aquellos,
solo mueren, tan solo mueren
aquellos de los que olvidan sus sueños.

Ramón linares, que nadie diga;
que tú has muerto.


Poesía leída el día del homenaje.

A RAMÓN LINARES EN SU HOMENAJE.

Desde el día en que te fuiste,
el Marchante esta triste,
el Tractor ya no sonríe,
la Cueva ya no festeja el paso;
de los esforzados biker.

En estos montes tan secos,
en estos áridos montes,
donde viven las culebras
y saltan los saltamontes,
donde reptan los lagartos
y se ven camaleones.

En estos montes; donde el agua
de una humilde alberca, invita
al que a ella se acerca
a un baño refrescante
en sus aguas claras y frescas.
Un baño;
con el que poder apagar;
el ardor, la angustia y la desazón
de la brega y el calor.

En esta humilde alberca;
Ramón Linares, ¿Tú, te acuerdas?
Te gustaba a ti bañarte
en cada una de ellas.
Y luego tú eras otro,
transformabas tu semblante.
El agua hacía el milagro,
y tu rostro era radiante.

Los que contigo bregamos,
contigo subiendo cuestas.
Hoy después de un duro año,
de tu obligada ausencia,
Te seguimos recordando,
sufrimos y añoramos
tu obligada ausencia.

Para que nadie te olvide,
dejamos,
en la pared de esta alberca
tu nombre grabado a fuego
en una frágil plaqueta.

A ti, amigo Ramón Linares,
a tu, recuerdo y ausencia,
a ti, que tantas añoranzas
en nosotros tú despiertas.
En esta placa dejamos
para siempre tu reseña
y jamás te olvidaremos
y tu nombre en esta alberca
quedará; para que otros bikers
que tras nosotros ellos vengan;
lo lean, lo lean, lo lean.

Ramón Linares amigo,
aunque tú, solos, muy solos
tú a nosotros nos dejas.
Con nosotros, cada día
tú las cuestas pedaleas
y nos libras del cansancio
y del calor tú nos refrescas.

En las claras noches de luna,
cuando duermen las cigarras,
tú te bañas en tu alberca,
con la luna y los luceros
alumbrado por estrellas
observado por cometas
que van cruzando los cielos,
y se alejan para retornar de nuevo
cuando al agua te metas. 

Ramón Linares;
tu alberca te está esperando
y nosotros junto a ella.
17 de julio 2016

ALGUNAS FOTOS DEL ACTO.
 La subida a la Hoya de Ramos alguno con dos bicis. Que conste que no es la de Ramón. Es la de Alfonso que subió en coche con la familia, lo que si estuvo presente en el acto fue sus zapatillas, su casco, su pañuelo bajo casco. (Me faltan esas fotos)
 La ubicación de la placa mirando a la alberca.
Algunos momentos de colocación de la placa

Lectura del poema.
 La familia y el grupo
 Su hijas con el grupo
La familia y el grupo

El grupo.